COMO RECUPERAR LA ELASTICIDAD DE TU PIEL

COMO RECUPERAR LA ELASTICIDAD DE TU PIEL

Tu piel necesita hidratación también en invierno, ¿crees qué bebes suficiente líquido?

Estamos en invierno y sientes cierta descamación en las mejillas, las manos ásperas, la piel tirante e incómoda… la piel tiene frío ¡Y sed!

Frecuentemente en invierno nos olvidamos de beber lo suficiente, y el organismo necesita líquidos para hidratarse. Combatimos las bajas temperaturas con calefacción y ropa abrigada, pero solemos olvidarnos de hidratarnos adecuadamente.

ara colmo, sometemos a la piel a grandes agresiones y cambios de temperatura. En la calle hace frío, pero en las casas hace calor. Esa diferencia de grados entre el exterior y el interior, junto con el escaso nivel de humedad, afectan a la piel, que se deshidrata.

Aportar líquido a diario al organismo es clave en invierno

No sólo agua. Infusiones, caldos, zumos (mejor naturales), lácteos… Todos hidratan. Todos suman para alcanzar esos dos litros que los especialistas recomiendan beber a diario para mantener el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Y nuestra piel.

A menudo nos sorprendemos cuando, tras la ducha matutina, comprobamos cómo nuestra piel absorbe rápidamente la loción corporal. O cuando pasamos la uña por la piel y queda una linea blanca. Incluso cuando pellizcamos la piel, y ésta tarda en recuperar su estado inicial.

La piel está sedienta. Seca, deshidratada.

Y nos extraña, porque mantenemos la misma rutina de limpieza que el resto del año; además, exponemos menos la piel a las agresiones del sol, el mar, etc … entonces… ¿Cómo puede ser que la piel esté seca?

La respuesta es sencilla: estamos ingiriendo menos líquido. Con el frío parece que no apetece tanto beber. Y la piel, y todo nuestro organismo, se resiente.

Está comprobado científicamente que cuando tenemos sed ya se ha producido la deshidratación. 

  • Se calcula que la deshidratación se produce cuando perdemos el 1% del agua corporal.
  • Una pérdida del 2% altera la capacidad de concentración y toma de decisiones, el tiempo de reacción, la resistencia, la habilidad y la precisión.
  • A partir del 5% se puede producir aceleración del ritmo cardiaco, apatía, vómitos y espasmos musculares.

No hay que alarmarse. Sencillamente, hay que beber antes de tener sed.

¿Tengo que beber dos litros de agua?

Se aconseja beber al menos dos litros de agua al día, aunque esta cantidad debe aumentar si se realizan actividades físicas o se vive en zonas de clima cálido o húmedo. ¿Difícil? No hay que pensar en beberse de golpe los 2 litros de agua, hay que ir poco a poco.

2 litros de agua son sólo 8 o 10 vasos repartidos a lo largo del día. Y no tiene que ser solo agua.

Para conseguir beber esta cantidad, los especialistas aconsejan ingerir alimentos ricos en agua (frutas, verduras) e incluir en la ingesta total el mayor número de bebidas posible, ya que está comprobado que se bebe más cuanta mayor sea la cantidad de sabores a elegir.

Todos hemos oído alguna vez que “el agua se retiene”. Diversos estudios recientes demuestran que estas afirmaciones no son ciertas, especialmente si el consumo es correcto.

Precisamente, beber poco provoca que el organismo retenga líquidos para no deshidratarse y dificulta la circulación sanguínea y linfática, que asegura por una parte el correcto aporte de agua y nutrientes a las células y por otra la eliminación de toxinas y deshechos.

Beneficios de beber suficiente líquido a diario

  1. Sacia la sed.
  2. Mejora los niveles de hidratación.
  3. Regula el buen funcionamiento de las células.
  4. Favorece el transporte de nutrientes a todos los rincones del organismo.
  5. Favorece la eliminación de residuos y toxinas.
  6. Mejora la lubricación de las articulaciones.
  7. Ayuda a mantener la temperatura corporal.
  8. Mantiene la piel sana y luminosa.

Aunque el agua sola no es garantía de una piel bonita.

Para el cuerpo humano, la piel está a la cola de los órganos vitales y, por tanto, es el último en recibir sus beneficios. Es por ello que es necesario reforzar la hidratación de la piel con cosméticos de alta capacidad hidratante.

Éstos realizan básicamente dos funciones: constituir una barrera que limita la pérdida de agua por evaporación a través de la capa córnea y fijar en el interior de las células el agua que captan. Además de estas funciones, pueden actuar contra los signos del envejecimiento, reactivar la actividad celular, nutrir, oxigenar, etc. Pero las dos primeras propiedades son imprescindibles para que un cosmético garantice la hidratación de la piel.

¿Eres de las que se les hace cuesta arriba beber 2 litros de agua al día?

Ponte metas, y ve poco a poco.

  • Para empezar el día, un vasito de agua al levantarnos (mejor si es un poco templada)
  • En el desayuno, toma un zumo de fruta (pomelo, limón, naranja)
  • Toma café al estilo italiano, con un poco de agua
  • Coloca junto a ti un vaso de agua o una botella con un vaso, y cada hora tomate un vaso o medio, cada media hora aproximadamente
  • Si practicas ejercicio, lleva una botella de agua contigo y ve bebiendo de vez en cuando.

Sin darte cuenta, te has bebido dos litros de líquidos o más, simplemente, intenta incluirlo en tu rutina, es un hábito saludable que además, te ayudará a tener una piel más bonita.


Deja un comentario

Please note, comments must be approved before they are published


Subscribe to our newsletter to get updates to all the news and discounts.